Details

Patrones observados y factores que determinan la variabilidad espacio-temporal de la regeneración del pino carrasco (Pinus halepensis Mill.) después de un incendio

by Broncano Atencia, M. José

Abstract (Summary)
Los incendios son el tipo de perturbación natural más frecuente en los ecosistemas mediterráneos (Naveh, 1975; Gill et al., 1981; Trabaud, 1981). En un tiempo relativamente corto, y como consecuencia de diferentes factores sociales y climáticos, el efecto de los grandes incendios (mayores de 1000 ha) se ha visto incrementado en los últimos años (Prieto, 1995; Piñol et al., 1998). Así, en el periodo comprendido entre 1987 y 1994 se produjeron en Cataluña (NE Península Iberica) un total de 5279 incendios. El 99.7% de ellos fue menor de 1000 ha y quemó un 30% de la superficie total quemada, mientras que el resto de la superficie se quemó en tan solo 16 incendios de más de 1000 ha (0.3% del total) (Terradas y Piñol, 1996). Los incendios de gran tamaño suelen ser tambien incendios de alta intensidad (Huston, 1994), ya que suelen ir unidos a una cubierta forestal continua y extensa (Huston, 1994; Turner et al., 1994; Piñol et al., 1998), y a determinadas condiciones meteorológicas caracterizadas por largos periodos de sequía y fuertes vientos (Terradas y Piñol, 1996; Turner et al., 1997). Los grandes incendios pueden tener un doble efecto sobre el paisaje. Por un lado, pueden tener un papel homogeneizador, ya que el fuego normalmente arrasa la vegetación independientemente de la densidad, la edad, y la composición específica (Christensen et al., 1989; Bessie y Johnson, 1995), sincronizando en grandes áreas la sucesión de la vegetación (Connell y Slatyer, 1980), y eliminando la heterogeneidad generada por estadios más avanzados de la misma (Huston, 1994). Por otro, los grandes fuegos también pueden tener un efecto heterogenizador que depende de la escala a la que se observan (Turner et al., 1994, 1998): a nivel de paisaje (que correspondería a una escala de 10-104 km2, según McKenzie et al., 1996) se origina un mosaico de áreas quemadas y no quemadas, mientras que a nivel de zona quemada (que correspondería a la escala de bosque/comunidad, es decir, 1-10 km2, según McKenzie et al., 1996), la heterogeneidad espacial es el resultado del mosaico generado por las diferentes severidades con que se quema la vegetación (Turner et al., 1994). Turner et al. (1994) demuestran, en su estudio sobre los efectos del fuego en la heterogeneidad del paisaje del parque nacional de Yellowstone, que el patrón que se crea de áreas quemadas y no quemadas a lo largo del paisaje depende del tamaño del incendio, y que los principales factores que lo controlan son la velocidad y la dirección del viento (Eberhart y Woodward, 1987; Fryer y Johnson, 1988). A una escala espacial más pequeña, las variables ambientales responsables del mosaico de severidades de quema dentro de las zonas quemadas son las variaciones en la cantidad de combustible y de humedad, y la topografía (Christensen et al., 1989; Turner et al., 1994; Glitzenstein et al., 1995), mientras que, a una escala aún más pequeña, de individuo, las variaciones en la intensidad de quema frecuentemente originan una alto grado de heterogeneidad espacial en la supervivencia de las plantas (Christensen et al., 1989; Schullery, 1989). La intensidad del fuego posee un efecto predictible sobre el número y el tipo de plantas que mueren o son dañadas. Este riesgo de mortalidad está relacionada con el tamaño de las plantas (disminuye cuanto mayor es el individuo; Huston, 1994; Johnson, 1992), y con los mecanismos de resistencia al fuego, la inflamabilidad y las estrategias regenerativas de las especies (McKenzie et al., 1996). Entender las causas de la creación de heterogeneidad espacial postincendio, la distribución de áreas quemadas y no quemadas, el patrón de las diferentes severidades de quema y el patrón de supervivencia de las plantas, es básico para comprender la dinámica de la regeneración postincendio de las especies de las áreas quemadas (Turner, 1998). En el presente estudio se examinan, a diferentes escalas, las consecuencias de un gran incendio ocurrido en el nordeste de España en 1994. En concreto, el objetivo principal del estudio es (1) relacionar la heterogeneidad espacial generada por el comportamiento del fuego con las variaciones topográficas y la composición de la vegetación antes del incendio, y (2) ver los efectos directos, los patrones de supervivencia, que produce sobre las principales especies arbóreas (Pinus halepensis Mill.y Quercus ilex L.).
This document abstract is also available in English.
Bibliographical Information:

Advisor:Javier Retana Alumbreros

School:Universitat Autónoma de Barcelona

School Location:Spain

Source Type:Master's Thesis

Keywords:407 departament de biologia animal vegetal i ecologia

ISBN:

Date of Publication:02/25/2002

© 2009 OpenThesis.org. All Rights Reserved.