Details

Consuelo de la Vejez. Estudio y edición crítica

by García y de la Cruz, Felisa

Abstract (Summary)
El Consuelo de la vejez, es tratado consolatorio anónimo del primer tercio del siglo XVI; es también una de las primeras, y raras, consolaciones en prosa dialogada escrita en lengua castellana. Se trata de un diálogo que se desarrolla entre dos amigos ancianos, Albano y Briciano, que pasan una jornada coloquiando sobre la vejez y la muerte; literariamente representan dos posiciones opuestas ante la vejez, Albano defiende la tesis negativa; Briciano la positiva. Briciano tiene la función de maestro, mientras Albano la del discípulo. Todo ello se desenvuelve en 12 capítulos: del primero al quinto se desarrolla la vituperatio y la laudatio de la vejez; del sexto al noveno se examinan todos los problemas y los bienes que trae consigo la vejez; del décimo al doceavo se reflexiona sobre la consecuencia lógica de la vejez: la muerte. El tratado es un continuo crecimiento espiritual que, de ocuparse inicialmente de las cosas del cuerpo pasa, poco a poco, a dedicarse a las del alma. El Consuelo de la vejez es, pues, un diálogo consolatorio que empieza como Ars vivendi, que sigue como Memento moris y que acaba como Ars moriendi. El Consuelo de la vejez parece que es uno de los más antiguos tratados dialogados en lengua castellana. Nacido en el clima pre-tridentino, lleno de deseos de reformas y, a la vez, de recuperación de lo antiguo. Es muy anterior a los Índices expurgatorios españoles y es portavoz de las inquietudes, errores y experimentaciones de su momento. En él se encuentran, pues, dos tradiciones literarias, la consolación y el diálogo, con sus topoi, ejemplos, fórmulas, técnicas, etc., pero también dos mundos, dos culturas, dos visones de la vida: la medieval y la renacentista. Se puede decir que el Consuelo se forja en un momento fronterizo donde todavía vive lo viejo y en el que se está instalando lo nuevo: imita el estilo y temas de los modelos clásicos pero los compagina con los contemporáneos; mantiene las reglas de la retórica clásica, pero a la vez usa una lengua muy castiza llena de coloquialismos; utiliza formas literarias nuevas: intenta sustituir el monólogo del tratado medieval por el diálogo renacentista (es uno de los primeros que experimenta este género en lengua castellana); sustituye el latín por la lengua vulgar. Los modelos principales del Consuelo de la vejez son: por una parte el tratado ciceroniano De Senectute; por otra el tratado petrarquesco De Remedis; y en fin el tratado erasmista De Praeparatio. A estas fuentes se añaden otras importantes como: Las Epístolas de San Jerónimo, La Agonía de Venegas y, naturalmente, la Biblia; y muchas otras sea de autores clásicos que castellanos. El Consuelo de la vejez tuvo que gozar de una cierta popularidad (en la Península Ibérica y fuera de ella), ya que se conocen 4 impresiones, con pocos ejemplares existentes en los años centrales del siglo XVI: 1539, 1541, 1544, 1561 1539: Salamanca, autor e impresor anónimos 1541: Burgos, autor e impresor anónimos 1544: Salamanca, autor anónimo, impresor: Juan de Junta, se conocen dos tiradas diferentes 1561: Salamanca, autor: Licenciado Mérida Catedrático de la Universidad de Salamanca y Canónigo de Palencia; impresor: Antonio Cánovas. En 1583 se encuentra el Índice Quiroga entre los libros prohibidos en lengua romance. A todo esto se podría añadir una supuesta traducción del Consuelo de la vejez al latín. con el título Solatium Senectutis. Después el olvido, durante siglos lo encontramos sólo citado, descrito o catalogado en varios repertorios bibliográficos y en los Índices expurgatorios.
This document abstract is also available in English.
Bibliographical Information:

Advisor:Blecua, Alberto

School:Universitat Autónoma de Barcelona

School Location:Spain

Source Type:Master's Thesis

Keywords:428 departament de filologia espanyola

ISBN:

Date of Publication:10/25/2005

© 2009 OpenThesis.org. All Rights Reserved.